Consejos

Os dejamos unos pequeños trucos para el buen mantenimiento de vuestras joyitas DeNoa.

Bisutería metalizada:
Si tenéis alguna de nuestras piezas de bisutería metalizada de color plata tenemos un truco para limpiarlas y sacar todo su esplendor. Sólo tenéis que impregnar bien las piezas con un dentífrico que contenga flúor e ir puliendo con un trapo de algodón hasta que se elimine por completo el dentífrico y las piezas estén bien relucientes.

Zamak:
La mayoría de nuestras piezas están compuestas por abalorios de zamak. Este material no produce alergias y tiene una alta resistencia a la oxidación. Se puede limpiar y proteger para que se mantenga siempre en buen estado.
Es conveniente no exponerlas al agua, colonia y cremas para evitar su deterioro.
Basta con pasarle un paño húmedo con un poquito de jabón suave o simplemente frotar con el paño seco hasta que brille. NO USAR SOLUCIONES LIMPIADORAS QUE CONTENGAN ÁCIDOS, ya que corroen el zamak.
Con el paso de los años es posible que pierda un poco de brillo y esto es normal, pero si lo limpiáis regularmente y lo guardáis protegido en una bolsita de tela, puede durar muchos años.

Cuero:
Lo ideal es hidratarlo con crema de cualquier tipo, preferiblemente sin perfume y sin colorantes (la "nivea" de la caja azul de toda la vida le va fenomenal), y evitar mojarlo constantemente.

Cristales y piedras semipreciosas:
Simplemente utiliza un paño húmedo.

Plata de ley:
Se recomienda limpiarla con productos especiales para plata, y evitar su contacto con agua, colonias y cremas. Lo ideal es guardarla en una bolsita de tela para evitar que se oscurezca y se ralle.


Otro consejo es que, debido a que la mayoría de los cierres y topes que usamos en nuestros diseños están pegados, evitéis tirar de ellos, ya que si esto se repite habitualmente, pueden despegarse, y probablemente dañar el resto del diseño.

No hay comentarios :

Publicar un comentario